BLOG

USA.

Estados Unidos.

 

Estados Unidos de América (en inglés: United States of America; abreviado USA o US); de manera abreviada, Estados Unidos, EUA o EE. UU.;[1] es una república federal constitucional compuesta por 50 estados y un distrito federal. La mayor parte del país se ubica en el centro de América del Norte —donde se encuentran sus 48 estados contiguos y Washington D. C., el distrito de la capital—, entre los océanos Pacífico y el Atlántico, limita con Canadá al norte y con México al sur. El estado de Alaska está en el noroeste del continente, limitando con Canadá al este y separado de Rusia al oeste por el estrecho de Bering. El estado de Hawái es un archipiélago polinesio en medio del océano Pacífico, y es el único estado estadounidense que no se encuentra en América. El país también posee varios territorios en el mar Caribe y en el Pacífico.

Con 9,83 millones de km² y con más de 308 millones de habitantes, es el tercer o cuarto país más grande por área total y el tercero más grande tanto por la superficie terrestre como por población. Es una de las naciones del mundo étnicamente más diversas y multiculturales, producto de la inmigración a gran escala.[6] Es, por otro lado, la economía nacional más grande del mundo, con un PIB estimado en 14,3 billones de dólares (una cuarta parte del PIB global nominal) y una quinta parte del PIB global en paridad de poder adquisitivo.[4] [7]

Los pueblos indígenas de origen asiático han habitado lo que hoy es el territorio continental de los Estados Unidos por miles de años. Esta población amerindia fue reducida por las enfermedades y la guerra después del primer contacto con los europeos. Estados Unidos fue fundado por trece colonias británicas, situadas a lo largo de la costa atlántica. El 4 de julio de 1776, emitieron la Declaración de Independencia, que proclamó su derecho a la libre autodeterminación y el establecimiento de una unión cooperativa. Los estados rebeldes derrotaron al Imperio británico en la guerra de independencia, la primera guerra colonial de independencia exitosa.[8] La actual Constitución de los Estados Unidos fue adoptada el 17 de septiembre de 1787; su ratificación al año siguiente hizo a los estados parte de una sola república con un gobierno central fuerte. La Carta de Derechos, que comprende diez enmiendas constitucionales que garantizan muchos derechos civiles fundamentales y las libertades, fue ratificada en 1791.

En el siglo XIX, los Estados Unidos adquirieron territorios de Francia, España, Reino Unido, México y Rusia, además de anexarse la República de Texas y la República de Hawái. En la década de 1860, las disputas entre el sur agrario y el norte industrial sobre los derechos de los estados y la abolición de la esclavitud provocaron la Guerra de Secesión. La victoria del norte evitó una división permanente del país y condujo al final de la esclavitud legal. Para la década de 1870, la economía nacional era la más grande del mundo[9] y la guerra hispano-estadounidense y la Primera Guerra Mundial confirmaron el estatus del país como una potencia militar. Después de la Segunda Guerra Mundial, surgió como el primer país con armas nucleares y un miembro permanente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. El final de la Guerra Fría y la disolución de la Unión Soviética dejaron a los Estados Unidos como la única superpotencia. El país representa dos quintas partes del gasto militar mundial y es una fuerza económica, política y c

Época contemporánea

Bajo el mandato del presidente George H. W. Bush, el país tomó un papel de liderazgo en la controvertida guerra del Golfo. La expansión económica más larga en la historia moderna de Estados Unidos, desde marzo de 1991 hasta marzo de 2001, abarcó la administración de Bill Clinton y la burbuja punto com.[43] Una demanda civil y un escándalo sexual llevó al impeachment de Clinton en 1998, aunque logró terminar su periodo. Las elecciones presidenciales de 2000, una de los más competidas en la historia estadounidense, fueron resueltas por una decisión de la Corte Suprema: George W. Bush, hijo de George H. W. Bush, se convirtió en el nuevo presidente.[44]

El 11 de septiembre de 2001, los terroristas del grupo Al-Qaeda atacaron el World Trade Center de la ciudad de Nueva York y El Pentágono cerca de Washington D. C., en una serie de atentados que acabó con la vida de casi tres mil personas. En respuesta, la administración de Bush lanzó una "guerra contra el terrorismo". A finales de 2001, las fuerzas estadounidenses invadieron Afganistán, derrocaron al gobierno talibán y destruyeron los campos de entrenamiento de Al-Qaeda. Los insurgentes talibanes continúan luchando una guerra de guerrillas. En 2002, en medio de una polémica, la administración de Bush comenzó a presionar para que se llevara a cabo un cambio de régimen en Irak.[45] [46] Con la falta de apoyo de la OTAN y sin un mandato explícito de la ONU para una intervención militar, Bush organizó la coalición de la voluntad; las fuerzas de la coalición rápidamente invadieron Irak en 2003 y derrocaron al dictador Saddam Hussein. En 2005, el huracán Katrina, que terminaría siendo el desastre natural más caro en la historia nacional, causó una destrucción severa a lo largo de la costa del Golfo: la ciudad de Nueva Orleans quedó devastada.[47] El 4 de noviembre de 2008, en medio de una recesión económica mundial, Barack Obama fue elegido presidente, el primer afroamericano en ocupar el cargo.

Gobierno y política

Estados Unidos es la federación más antigua del mundo. Es una república constitucional, democrática y representativa, "en la que el mandato de la mayoría es regulado por los derechos de las minorías, protegidos por la ley".[48] El gobierno está regulado por un sistema de controles y equilibrios, definidos por la Constitución, que sirve como el documento legal supremo del país.[49] En el sistema federalista estadounidense, los ciudadanos están generalmente sujetos a tres niveles de gobierno: federal, estatal y local; los deberes del gobierno local comúnmente se dividen entre los gobiernos de los condados y municipios. En casi todos los casos, los funcionarios del poder ejecutivo y legislativo son elegidos por sufragio directo de los ciudadanos del distrito.

Fachada sur de la Casa Blanca, residencia y lugar de trabajo del presidente de los Estados Unidos.

El gobierno federal se divide en tres ramas:[49]

  • Poder legislativo: El Congreso bicameral, compuesto por el Senado y la Cámara de Representantes. Su función es crear las leyes federales, hacer declaraciones de guerra, aprobar los tratados, administran los fondos públicos y tiene el poder del impeachment, por medio del cual pueden destituir a funcionarios del gobierno.
  • Poder ejecutivo: El presidente es el comandante en jefe de las fuerzas armadas, puede vetar los proyectos de ley antes de que se conviertan en leyes oficiales y nombra a los miembros del gabinete (sujeto a la aprobación del Senado) y otros oficiales, que administran y hacer cumplir las leyes federales y políticas.
  • Poder judicial: La Corte Suprema y los tribunales federales inferiores, cuyos jueces son nombrados por el presidente con la aprobación del Senado, interpretan las leyes y suprimen las que se consideren anticonstitucionales.

La Cámara de Representantes tiene 435 miembros electos, cada uno representando un distrito del Congreso para un mandato de dos años.[49] Los lugares dentro de la cámara se distribuyen entre los estados según su población cada diez años. Según el censo de 2000, siete estados tienen el mínimo de un representante, mientras que California, el estado más poblado, tiene cincuenta y tres. El Senado tiene 100 miembros, ya que cada estado cuenta con dos senadores, elegidos para un término de seis años; un tercio de los escaños en el Senado son electos cada dos años.[49] La Corte Suprema, liderada por el jefe de justicia, tiene nueve miembros, que sirven de manera permanente.[49]

Edificio de la Corte Suprema de los Estados Unidos, visto desde el oeste.

El presidente sirve por un término de cuatro años y podrá ser reelegido al cargo no más de dos veces. El presidente no es elegido por sufragio directo, sino por un sistema indirecto de colegios electorales, en el que los votos determinantes son prorrateados por estado.[49] Un estado solo puede brindar determinada cantidad de votos según el número de congresistas que tenga dentro del poder legislativo: senadores (dos por cada estado) y representantes (que varía según la población de cada estado); dando un total de 538 miembros. El sistema bipartidista del país permite que un candidato a la presidencia, ya sea republicano o demócrata, solo necesite 270 votos para asegurar la victoria.[50]

Los gobiernos estatales están estructurados de manera más o menos similar; Nebraska es el único que tiene una legislatura unicameral.[51] El gobernador (jefe ejecutivo) de cada estado es elegido por sufragio directo. Algunos jueces de estado y funcionarios de gabinete son designados por los gobernadores de los respectivos estados, mientras que otros son elegidos por voto popular.

Todas las leyes y los procedimientos gubernamentales están sujetas a revisión judicial, y se anula cualquier ley que esté en contra de la Constitución. El texto original de la Constitución establece la estructura y responsabilidades del gobierno federal y su relación con los gobiernos estados.[49] El Artículo I protege el derecho al "gran recurso" de habeas corpus[21] y el Artículo III garantiza el derecho a un juicio con jurado en todos los casos penales.[21] Las enmiendas a la Constitución requieren la aprobación de tres cuartas partes de los estados. La Constitución ha sido enmendada veintisiete veces; las primeras diez enmiendas, que componen la Carta de Derechos y la decimocuarta enmienda forman la base central de las garantías individuales.[21]

Relaciones exteriores y fuerzas armadas

Edificio de la Embajada de México ante Estados Unidos en la capital del país.

Estados Unidos ejerce una influencia global económica, política y militar. Es un miembro permanente del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, además de que la Sede de la Organización de las Naciones Unidas se encuentra en la ciudad de Nueva York. También es miembro del G8, el G-20 y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico. La inmensa mayoría de los países tienen una embajada o un consulado en Washington D. C. u otra ciudad importante del país. A su vez, casi todos los países del mundo cuentan con una misión diplomática estadounidense.[52] Sin embargo, Cuba, Irán, Corea del Norte, Bután, Sudán y la República de China (Taiwán) no tienen relaciones diplomáticas formales con la nación.

También goza de fuertes lazos con el Reino Unido, Canadá, Australia, Nueva Zelanda, Japón, Corea del Sur e Israel. Trabaja en estrecha colaboración con sus colegas de la Organización del Tratado del Atlántico Norte sobre cuestiones militares y de seguridad, y con sus vecinos a través de la Organización de los Estados Americanos y de tratados internacionales como el acuerdo trilateral del Tratado de Libre Comercio de América del Norte con Canadá y México. En 2009, Estados Unidos gastó un neto de 28 665 millones de dólares en ayuda oficial al desarrollo, la mayor cantidad en el mundo, aunque en términos de porcentaje del Producto Interno Bruto (PIB), su contribución de 0,20% ocupó uno de los últimos lugares entre las veintitrés naciones donantes. En contraste, las empresas privadas estadounidenses son relativamente más generosas.[53] [54]

Soldados del Ejército de los Estados Unidos en la Estación de Seguridad de Ur, a las afueras de Bagdad.

El presidente ostenta el título de comandante en jefe de las fuerzas armadas de la nación y nombra a sus líderes: el Secretario de Defensa y la Junta de Jefes de Estado Mayor. El Departamento de Defensa administra las fuerzas armadas, incluyendo el Ejército, la Armada, el Cuerpo de Marines y la Fuerza Aérea. La Guardia Costera es administrada por el Departamento de Seguridad Nacional en tiempos de paz y por el Departamento de la Armada en tiempo de guerra. En 2008, las fuerzas armadas contaban con 1,4 millones de miembros activos. Las reservas y la Guardia Nacional elevan el número total de tropas a 2,3 millones. El Departamento de Defensa también emplea a aproximadamente 700.000 civiles, sin incluir a los contratistas.[55]

La instalación progresiva de las fuerzas armadas estadounidenses a gran escala empezó con la división y ocupación de Alemania en 1945, se amplió con la guerra fría en sus países de influencia, y continúa vigente. El servicio militar es voluntario, aunque el servicio militar obligatorio puede aplicarse en tiempos de guerra a través de un sistema de servicio selectivo. El ejército opera 865 bases e instalaciones en el extranjero[56] y mantiene guarniciones de más de 100 militares activos en 28 países distintos.[57] El alcance de esta presencia militar global ha llevado a algunos autores a describir al país como si mantuviera un "imperio de bases".[58] [59]

Los gastos militares en 2008, de 600.000 millones de dólares, fueron más del 41% de los gastos militares mundiales y más altos que los gastos juntos de los siguientes catorce países con los ejércitos más grandes. El gasto per cápita fue de US$ 1.967, alrededor de nueve veces el promedio mundial; ocupando el 4% del PIB.[60] El presupuesto base del Departamento de Defensa para el año 2010 —fijado en 533,8 mil millones de dólares— aumentó un 4% en 2009 y un 80% más que en 2001; se destinarán 130.000 millones de dólares adicionales para las campañas militares en Irak y Afganistán.[61] En mayo de 2010 había 94.000 soldados estadounidenses desplegados en Afganistán y 92.000 en Irak.[62] Para junio de 2010, el ejército estadounidense había sufrido 4.400 bajas durante la guerra en Irak[63] y 1.087 durante la guerra en Afganistán.

ultural, líder en el mundo.[

En materia de derechos humanos, respecto a la pertenencia en los siete organismos de la Carta Internacional de Derechos Humanos, que incluyen al Comité de Derechos Humanos (HRC), Estados Unidos de Amèrica ha firmado o ratificado.

 

 

Estados Unidos es una unión federal de cincuenta estados. Los trece estados originales fueron los sucesores de las Trece colonias que se rebelaron contra el Imperio británico. Poco después de la independencia, se crearon tres nuevos estados a partir de otros ya existentes: Kentucky de Virginia; Tennessee de Carolina del Norte y Maine de Massachusetts. La mayoría de los otros estados fueron creados a partir de territorios obtenidos a través de la guerra o la compra por parte del gobierno. Vermont, Texas y Hawái son la excepción: cada uno de ellos fue una república independiente antes de integrarse a la Unión. Durante la guerra de Secesión, Virginia Occidental se separó de Virginia. El estado más reciente es Hawái, que logró el reconocimiento como estado el 21 de agosto de 1959. Los estados no tienen el derecho de separarse de la Unión.

Los estados componen gran parte del territorio estadounidense; las otras dos áreas que se consideran parte integrante del país es el distrito de Columbia, el distrito federal donde se encuentra la capital Washington D. C., y el Atolón Palmyra, un territorio deshabitado pero incorporado, ubicado en el océano Pacífico. Estados Unidos también posee cinco grandes territorios de ultramar: Puerto Rico y las Islas Vírgenes de los Estados Unidos en el Caribe y Samoa Americana, Guam y las Islas Marianas del Norte en el Pacífico. Aquellos que nacieron en esos territorios (excepto para Samoa Americana) poseen la ciudadanía estadounidense. Los ciudadanos estadounidenses que residen en los territorios tienen muchos de los derechos y responsabilidades de los ciudadanos que residen en los estados; sin embargo, generalmente están exentos del pago de impuestos federales, no pueden votar en las elecciones presidenciales y solo tienen representación en calidad de observadores en el Congreso.[75]

Alabama Alaska Arizona Arkansas California Colorado Connecticut Delaware Florida Georgia Hawái Idaho Illinois Indiana Iowa Kansas Kentucky Luisiana Maine Maryland Massachusetts Míchigan Minnesota Misisipi Missouri Montana Nebraska Nevada Nuevo Hampshire Nueva Jersey Nuevo México Nueva York Carolina del Norte Dakota del Norte Ohio Oklahoma Oregón Pensilvania Rhode Island Carolina del Sur Dakota del Sur Tennessee Texas Utah Vermont Virginia Washington Virginia Occidental Wisconsin Wyoming Delaware Maryland Nuevo Hampshire Nueva Jersey Massachusetts Connecticut Virginia Occidental Vermont Rhode Island Map of USA with state names es.svg
Acerca de esta imagen

 

Geografía

Mapa topográfico del país.
El Gran Cañón, un accidente geográfico esculpido por el río Colorado.

La superficie de los Estados Unidos continentales es de aproximadamente 7 700 000 km². Alaska, que está separada de los Estados Unidos continentales por Canadá, es el estado más grande del país, con 1 500 000 km². Hawái, ocupa un archipiélago ubicado en el Pacífico central, al suroeste de América del Norte, que abarca poco más de 16 000 km².[76] Después de Rusia y Canadá, es el tercer o cuarto país más grande del mundo por área total (tierra y agua), clasificado justo por encima o por debajo de China. La lista varía dependiendo de si se consideran los territorios en disputa entre China y la India y de cómo se calcula el tamaño total de los Estados Unidos: The World Factbook de la CIA considera 9 826 675 km²,[77] la División de Estadísticas de las Naciones Unidas calcula 9 629 091 km²,[78] y la Enciclopedia Británica estipula 9 522 055 km².[79] Incluyendo solo la superficie de la tierra, Estados Unidos es tercero en tamaño detrás de Rusia y China, justo por delante de Canadá.[80]

El territorio nacional cuenta con múltiples formas de relieve y accidentes geográficos. A medida que se avanza tierra adentro, la llanura costera del litoral Atlántico da lugar al bosque caducifolio y a la meseta del Piedmont. Los Apalaches separan la costa oriental de los Grandes Lagos de las praderas del Medio Oeste. El río MisisipiMisuri, el cuarto sistema fluvial más largo del mundo, corre de norte a sur a través del centro del país. La pradera llana y fértil de las Grandes Llanuras se extiende hacia el oeste, hasta que es interrumpida por una región de tierras altas en el sureste. Las montañas Rocosas, en el borde occidental de las Grandes Llanuras, atraviesan de norte a sur todo el país, llegando a altitudes superiores a los 4300 msnm en Colorado. Más hacia el oeste se encuentra la Gran Cuenca y los desiertos, tales como el desierto de Mojave, de Sonora y de Chihuahua. Las montañas de la Sierra Nevada y la cordillera de las Cascadas se encuentran cerca de la costa del Pacífico. Con sus 6194 msnm, el monte McKinley en Alaska es el punto más alto del país y de todo el continente. Los volcanes activos son comunes a lo largo de Alaska y las Islas Aleutianas, además de que Hawái consta de solo islas volcánicas. El supervolcán ubicado debajo del Parque Nacional Yellowstone en las montañas Rocosas, es la forma volcánica más grande del continente.[81]

Clima

Huracán Katrina impactando en la costa sur de los Estados Unidos en 2005.

Por su gran tamaño y variedad geográfica, el país cuenta con la mayoría de los tipos de clima. Al este del meridiano 100, el clima varía de continental húmedo en el norte a húmedo subtropical en el sur. El extremo sur de la Florida y las islas de Hawái tienen un clima tropical. Las Grandes Llanuras al oeste del meridiano 100 son semiáridas, mientras que gran parte de las montañas occidentales poseen un clima alpino. El clima es árido en la Gran Cuenca y en los desiertos del suroeste, es mediterráneo en la costa de California y oceánico en la costa sur de Alaska, Oregón y Washington. La mayor parte del territorio alaskeño tiene un clima subártico o polar. Los fenómenos meteorológicos extremos no son raros —los estados ribereños del golfo de México son propensos a huracanes y la mayoría de los tornados del mundo se desarrollan dentro del país, principalmente en la zona de Tornado Alley, en el Medio Oeste—.[82]

Flora y fauna

El águila calva, ave nacional de Estados Unidos desde 1782.

Estados Unidos es considerado un país megadiverso: unas 17.000 especies de plantas vasculares viven en los Estados Unidos contiguos y Alaska y más de 1.800 especies de plantas con flores se pueden encontrar tan solo en Hawái, pocas de la cuales crecen en el continente.[83] El país es hogar de más de 400 especies de mamíferos, 750 especies de aves y 500 especies de reptiles y anfibios.[84] Aquí también se han descubierto más de 91.000 diferentes clases de insectos.[85]

La Ley de Especies en Peligro de 1973 protege a las especies amenazadas y en peligro de extinción y sus hábitats, que son supervisados por el Servicio de Pesca y Vida Silvestre de los Estados Unidos. En total, el gobierno federal posee el 28,8% de la superficie total del país.[86] La mayor parte de este porcentaje está conformado por los cincuenta y ocho parques nacionales y cientos de otras áreas naturales protegidas administradas por las autoridades federales y estatales.[87] Del resto de las tierras del gobierno, algunas son alquiladas para la extracción de petróleo y gas natural, para la minería, agricultura o ganadería; solo el 2,4% se utiliza para fines militares.[

Economía

Edificio de la Bolsa de Nueva York, en Wall Street.
Billetes de un dólar estadounidense. El dólar ha sido la moneda oficial del país desde 1792.

La economía de los Estados Unidos es una economía mixta capitalista, que se caracteriza por los abundantes recursos naturales, una infraestructura desarrollada y una alta productividad.[88] De acuerdo al Fondo Monetario Internacional, su PIB de US$14,4 billones constituye el 24% del Producto Mundial Bruto y cerca del 21% del mismo en términos de paridad de poder adquisitivo (PPA).[4] Este es el PIB más grande en el mundo, aunque en 2008 era un 5% menor que el PIB (PPA) de la Unión Europea. El país tiene el decimoséptimo PIB per cápita nominal y el sexto PIB (PPA) per cápita más altos del mundo.[4] Además, el país está en segundo lugar del Índice de Competitividad Global de 2010.[89]

Estados Unidos es el importador de bienes más grande a nivel internacional y el tercero en términos de exportaciones, aunque las exportaciones per cápita son relativamente bajas para un país desarrollado. En 2008, el total de la balanza comercial estadounidense era de 696 mil millones de dólares.[90] En 2009, los automóviles constituyeron los principales productos exportados e importados.[91] Canadá, China, México, Alemania y Japón son sus principales socios comerciales.[92] Ese último es el que tiene la mayor deuda pública con Estados Unidos, ya que a principios de 2010 superó la deuda de China con 34.200 millones de dólares.[93]

Exportaciones a[94] Importaciones de[95]
País Porcentaje País Porcentaje
Flag of Canada.svg Canadá 37.7% Bandera de la República Popular China China 18.4%
Flag of Mexico.svg México 13.3% Flag of Canada.svg Canadá 14.2%
Bandera de la República Popular China China 7% Flag of Mexico.svg México 11.7%
Bandera de Japón Japón 4.5% Bandera de Japón Japón 5.8%
    Flag of Germany.svg Alemania 4.4%

En 2010, el sector privado constituía un estimado del 55,3% de la economía, las actividades del gobierno federal sumaban el 24,1% y la actividad de los gobiernos estatales y locales ocupaban el restante 20,6%.[96] Pese a que la economía estadounidense es posindustrial, ya que el sector servicios contribuye con el 67,8% del PIB, la nación continúa siendo una potencia industrial.[97] En el campo de negocios, la actividad líder por sus ingresos es el comercio al por mayor y al por menor; por ingresos netos es la industria,[98] siendo la industria química la más importante.[99] Estados Unidos es el tercer productor de petróleo más importante en el mundo, así como el mayor importador de este producto.[100] [101] [102] También es el productor número uno de energía eléctrica y de energía nuclear, así como gas natural licuado, azufre, fosfatos y sal. Mientras que la agricultura representa menos del 1% del PIB,[97] el país es el mayor productor de maíz[103] y soya.[104] Toda esta producción contribuye a que la bolsa de Nueva York sea la más grande del mundo.[105] A su vez, las empresas estadounidenses de Coca-Cola, McDonalds y Microsoft son las marcas más reconocidas en el mundo.[106]

En el tercer trimestre de 2009, la fuerza de trabajo estadounidense era de 154,4 millones de personas. De estos empleados, 81% poseen un empleo en el sector servicios. Con 22,4 millones de personas, el gobierno es el principal campo de empleo.[107] Aproximadamente el 12% de los trabajadores están sindicalizados, en comparación con el 30% de Europa occidental.[108] El Banco Mundial clasifica a los Estados Unidos en primer lugar en la facilidad de contratación y liquidación de los trabajadores.[109] Entre 1973 y 2003, el año laboral para un estadounidense promedio creció 199 horas.[110] En parte como consecuencia, el país sostiene la máxima productividad de mano de obra en el mundo. En 2008, también llegó al primer puesto en productividad por hora, superando a Noruega, Francia, Bélgica y Luxemburgo, que habían superado a los Estados Unidos la mayor parte de la década anterior.[111] Comparado con Europa, los impuestos corporativos y de propiedad son más altos, mientras que los impuestos al consumidor son más bajos.[112]

Infraestructura

Transportes

Mapa del Sistema Interestatal de Autopistas, que se extiende por 75.376 km.[113]

Al ser un país desarrollado, Estados Unidos cuenta con una infraestructura de transportes avanzada: 6.465.799 km de autopistas, 226.427 km de vías férreas, 15.095 aeropuertos y 41.009 km de vías fluviales.[77] La mayor parte de sus habitantes utilizan el automóvil como su principal medio de transporte. En 2003 había 759 automóviles por cada 1.000 personas, en comparación con los 472 por cada 1.000 habitantes de la Unión Europea.[114] Más del 40% de los vehículos personales son camionetas, todoterrenos o camiones ligeros.[115] El promedio de adulto estadounidense (incluyendo a conductores y no conductores) pasa 55 minutos en un automóvil, viajando una distancia de 47 km diariamente.[116]

Toda la industria aérea civil es propiedad privada, mientras que la mayoría de los aeropuertos principales son de propiedad pública. Las tres aerolíneas más grandes en el mundo son de capital estadounidense: Southwest Airlines, American Airlines y Delta Air Lines.[117] De los treinta aeropuertos con mayor tránsito de pasajeros en el mundo, dieciséis están en el país, siendo el más concurrido de todos el Aeropuerto Internacional Hartsfield-Jackson en Atlanta.[118] Mientras que el transporte de mercancías por ferrocarril es muy importante, relativamente pocas personas utilizan este medio de transporte para viajar, dentro o entre las zonas urbanas.[119] Solo el 9% de las personas utilizan el transporte público para acudir al trabajo, un nivel muy bajo comparado con el 38,8% de Europa.[120] También el uso de la bicicleta es mínimo, muy por debajo de los niveles europeos.[121]

Energía

La presa Hoover proporciona energía hidroeléctrica y agua potable al suroeste del país.

El consumo energético total del país es de 3,873 billones kWh anuales, lo que equivale a un consumo per cápita de 7,8 toneladas de petróleo al año.[77] En 2005, un 40% de esta energía provenía del petróleo, 23% del carbón y 22% del gas natural; el resto provenía de centrales nucleares y fuentes de energía renovable.[122] Estados Unidos es el mayor consumidor de petróleo y de gas natural: anualmente utiliza 19,5 millones de barriles de petróleo al año y 627.200 millones de de gas natural.[123] [124] Por otro lado, en el país se encuentran el 27% de las reservas mundiales de carbón.[125] Por décadas, la energía nuclear ha jugado un papel limitado en la producción de energía, en comparación con la mayoría de los países desarrollados, debido en parte a la reacción pública después del accidente de Three Mile Island. Sin embargo, en 2007 el gobierno recibió múltiples peticiones para la construcción de nuevas centrales nucleares, lo que podría significar una disminución considerable en el consumo de combustibles fósiles[126] y un cambio en la política energética.

Educación, ciencia y tecnología

Cerca del 80% de los universitarios asisten a colegios públicos como la Universidad de Virginia, un sitio Patrimonio de la Humanidad, fundada por Thomas Jefferson.[127]

La educación pública estadounidense es operada por los gobiernos estatales y locales, regulados por el Departamento de Educación de los Estados Unidos. Es obligatorio que los niños asistan a la escuela desde los seis o siete años (por lo general, al jardín de niños o al primer grado de educación primaria) hasta que cumplen los dieciocho años (generalmente hasta cursar el duodécimo grado, el final de la escuela secundaria); algunos estados permiten a los estudiantes abandonar la escuela a los dieciséis o diecisiete años.[128] Aproximadamente el 12% de los niños están inscritos en escuelas privadas, mientras que el 2% recibe educación en el hogar.[129] Existen múltiples instituciones privadas y públicas de educación superior, así como de colegios comunitarios con las políticas de admisión abierta. De las personas mayores de veinticinco años, el 84,6% se graduó de la escuela secundaria, un 52,6% asistió a algún colegio, el 27,2% obtuvo una licenciatura y el 9,6% obtuvo un título de posgrado.[130] La tasa de alfabetización es de aproximadamente un 99%.[77] La ONU le asigna al país un índice de educación de 0,97, el 12° más alto en el mundo.[131] De acuerdo a la Unesco, Estados Unidos es el segundo país con más instituciones de educación superior en el mundo, con un total de 5.758 y un promedio de más de 15 por cada estado.[132] El país también cuenta con el mayor número de estudiantes universitarios en el mundo, ascendiendo a 14.261.778, es decir, casi el 4,75% de la población total.[133] Finalmente, aquí se encuentran algunas de las universidades más prestigiosas y de mayor fama en todo el mundo. Harvard, Yale, Berkeley, Stanford y el Instituto Tecnológico de Massachusetts son consideradas como las mejores universidades por varias publicaciones.[134] [135] [136]

El astronauta Buzz Aldrin durante el primer alunizaje del hombre en 1969.

Estados Unidos es líder en la investigación científica e innovación tecnológica desde el siglo XIX. En 1876, Alexander Graham Bell recibió la primera patente para un estadounidense por el teléfono. El laboratorio de Thomas Edison desarrolló el fonógrafo, la primera lámpara incandescente y el primer proyector de películas. Nikola Tesla fue pionero en experimentar con la corriente alterna, el motor de corriente alterna y la radio. En el siglo XX, las compañías de automóviles de Ransom Eli Olds y Henry Ford promovieron la producción en cadena. En 1903, los hermanos Wright realizaron el primer vuelo propulsado en su aeronave Wright Flyer.[137]

El ascenso del nazismo en la década de 1930 llevó a muchos científicos europeos, incluyendo a Albert Einstein y Enrico Fermi, a emigrar al país. Durante la Segunda Guerra Mundial, el proyecto Manhattan ya había desarrollado las primeras armas nucleares, anunciando el inicio de la era nuclear. La carrera espacial también produjo avances rápidos en la construcción y desarrollo de cohetes, la ciencia de materiales y la computación. El país fue el responsable del desarrollo de la ARPANET y su sucesor, Internet. Hoy en día, la mayor parte de los ingresos para la investigación y desarrollo, un 64%, provienen del sector privado.[138] El país es líder mundial en publicaciones de investigación científica y en el factor de impacto.[139] Los estadounidenses poseen bienes de consumo tecnológicamente avanzados[140] [141] [142] y casi la mitad de los hogares tienen acceso a Internet de banda ancha.[143] También es el principal desarrollador y cultivador de organismos genéticamente modificados; más de la mitad de las tierras con cultivos biotecnológicos del mundo se encuentran en Estados Unidos

Religión

Catedral Nacional de Washington D. C., perteneciente a la Iglesia episcopal, aunque con distintos servicios diarios de otras congregaciones.

Estados Unidos es oficialmente un estado laico; la Primera Enmienda garantiza el libre ejercicio de la religión y prohíbe el establecimiento de cualquier gobierno religioso.[21] En un estudio de 2002, 59% de los estadounidenses aseguró que la religión desempeñaba un "papel muy importante en sus vidas," una cifra más elevada que la de cualquier otra nación desarrollada.[167] De acuerdo con una encuesta de 2007, 78,4% de los adultos se identificaron como cristianos,[168] registrándose una disminución desde 1990, cuando eran el 86,4%.[169] Las denominaciones protestantes representaban el 51,3%, mientras que la Iglesia católica con el 23,9%, era la corriente religiosa más grande. El estudio clasifica a los evangélicos blancos, 26,3% de la población, como la cohorte religiosa más grande del país;[168] otro estudio estima que los evangélicos de todas las razas conforman entre el 30 y 35% de la población.[170] En 1990, el total de adeptos a religiones no cristianas eran el 3,3%, para 2007 había crecido hasta un 4,7%.[169] Las principales religiones no cristianas eran el judaísmo (1,7%), el budismo (0,7%), el Islam (0,6%), el hinduismo (0,4%) y el unitarismo universalista (0,3%).[168] La encuesta también informó que el 16,1% de los estadounidenses se describían a sí mismos como agnósticos, ateos o simplemente sin ninguna religión.[169] [168]

Salud

En 2006, la esperanza de vida era de 77,8 años,[171] siendo un año más corta que el promedio de Europa occidental, y mucho más corta que la de países como Noruega, Suiza y Canadá.[172] Durante las últimas dos décadas, el nivel de esperanza de vida cayó del 11° lugar mundial, hasta el 42°.[173] La mortalidad infantil es de 6,37 fallecimientos por cada 1.000 nacidos vivos.[174] Aproximadamente un tercio de la población adulta es obesa y otro tercio tiene sobrepeso;[175] el índice de obesidad, uno de los más altos del mundo, se ha duplicado en los últimos veinticinco años.[176] La alta incidencia de diabetes tipo 2 relacionada con la obesidad se considera una epidemia por algunos profesionales de la salud.[177] El índice de embarazos en la adolescencia asciende a 79,8 por cada 1.000 mujeres, cuatro veces el índice de Francia y cinco veces el de Alemania.[178] El aborto, legal en algunos casos, es un tema muy controvertido: muchos estados prohibieron la financiación pública del procedimiento, restringieron el aborto cuando el feto ya está desarrollado, requieren notificación parental para las menores y un período de espera. La tasa de aborto está disminuyendo, ya que existen 241 por cada 1.000 nacimientos, aunque sigue siendo superior al de la mayoría de las naciones occidentales.[179]

El Texas Medical Center en Houston, es el centro médico más grande del mundo.[180]

El gasto en el sistema de atención a la salud sobrepasa al de cualquier otra nación, tanto en términos de gasto per cápita como en porcentaje del PIB.[181] En 2000, la Organización Mundial de la Salud colocó el sistema de salud estadounidense en primer lugar en la capacidad de respuesta, pero 37º en rendimiento global. Estados Unidos es líder en innovación médica. En 2004, este sector invirtió tres veces más que cualquier país de Europa en la investigación biomédica.[182]

Estados Unidos es sede de muchos de los mejores centros médicos del mundo. Gran parte de las instalaciones médicas son de propiedad privada que cuentan con algunos subsidios del gobierno local. A pesar de ser asociaciones sin fines de lucro, muchos de los hospitales más importantes del país están afiliados a grandes corporaciones o escuelas de medicina, que han hecho posible que anualmente estos centros alberguen a cerca del 70% de todos los pacientes médicos del país.[183] El Hospital Johns Hopkins, la Clínica Mayo, el Hospital General de Massachusetts y la Clínica Cleveland se encuentran entre los mejores hospitales del país y del mundo.[184]

A diferencia de otros países desarrollados, la cobertura del sistema de salud no es universal. En 2004, los seguros médicos pagaron el 36% de los gastos en materia de salud y los gobiernos federales y estatales otorgaron el 44%.[185] En 2005, 46,6 millones de estadounidenses, 15,9% de la población, no estaban asegurados, 5,4 millones más que en 2001. La principal causa de este aumento es la caída en el número de empleos donde se garantiza el seguro médico.[186] El tema de los estadounidenses no asegurados es una cuestión política importante.[187] [188] Un estudio de 2009 estimó que la falta de seguros está asociada con casi 45.000 muertes al año.[189] En 2006, Massachusetts se convirtió en el primer estado en implementar la asistencia sanitaria universal.[190] La ley federal aprobada a principios de 2010 creará un sistema de salud casi universal para todo el país en 2014.

Localidades principales

Principales ciudades de Estados Unidos

Nueva York
Nueva York
Los Ángeles
Los Ángeles
Chicago
Chicago

  Ciudad Estado Población   Ciudad Estado Población

Houston
Houston
Phoenix
Phoenix
Filadelfia
Filadelfia

1 Nueva York Nueva York 8.459.026   11 Detroit Míchigan 901.160
2 Los Ángeles California 3.878.715   12 Jacksonville Florida 822.401
3 Chicago Illinois 2.878.948   13 San Francisco California 817.411
4 Houston Texas 2.307.883   14 Indianápolis Indiana 803.930
5 Phoenix Arizona 1.635.783   15 Austin Texas 792.778
6 Filadelfia Pensilvania 1.445.993   16 Columbus Ohio 768.662
7 San Antonio Texas 1.402.013   17 Fort Worth Texas 751.149
8 San Diego California 1.309.749   18 Charlotte Carolina del Norte 723.514
9 Dallas Texas 1.304.930   19 Memphis Tennessee 662.989
10 San José California 977.893   20 Baltimore Maryland 632.410
Estimación para 2010[191]

Cultura

Íconos de la cultura estadounidense: tarta de manzana, béisbol y la bandera nacional.

Estados Unidos es una nación multicultural, hogar de una amplia variedad de grupos étnicos, tradiciones y valores.[6] [192] Aparte de las ahora pequeñas poblaciones de nativos americanos y hawaianos, casi todos los estadounidenses o sus antepasados emigraron durante los últimos cinco siglos.[193] La cultura común para la mayoría de los estadounidenses es una cultura occidental, que en gran parte proviene de las tradiciones de los inmigrantes europeos con influencias de muchas otras fuentes, tales como las tradiciones traídas por los esclavos de África.[6] [194] [195] Recientemente, los inmigrantes de Asia y Latinoamérica han añadido más elementos a esta mezcla cultural que ha sido descrita como "un crisol de razas homogeneizados y en una ensaladera heterogénea", en donde los inmigrantes y sus descendientes retienen, comparten y absorben varias características culturales distintivas.[6]

De acuerdo con un análisis de dimensiones culturales elaborado por Geert Hofstede, Estados Unidos tiene uno de los índices de individualismo más alto que cualquier otro país estudiado.[196] Mientras que en la cultura popular se considera al país como una sociedad sin clases sociales,[197] varios estudiosos identifican diferencias significativas que pueden considerarse como clases sociales, que afectan a la socialización, el idioma y los valores.[198] [199] La clase media trabajadora estadounidense ha sido la iniciadora de muchas de las tendencias sociales contemporáneas como el feminismo moderno, el ecologismo y el multiculturalismo.[200] A diferencia de otras culturas, la mayoría de las mujeres trabajan fuera del hogar y cuenta con alguna licenciatura.[201] En 2007, 58% de las estadounidenses mayores de 18 años se habían casado, 6% estaban viudas, 10% se divorciaron y el 25% nunca se había casado.[202]

El mismo estudio de Hofstede también reveló que el punto de vista social de los estadounidenses, sus expectativas culturales y la imagen que tienen de sí mismos están asociadas con sus empleos y ocupaciones en un grado inusualmente estrecho.[203] Así también se tiene la tendencia a valorar más los logros socioeconómicos, de tal modo que el hecho de ser una persona ordinaria o promedio es visto como un atributo positivo en la mayoría de los casos.[204] Pese a que el llamado "Sueño americano" y la percepción de que los estadounidenses disfrutan de una alta movilidad social desempeñan un papel clave en la atracción de los inmigrantes, algunos analistas encuentran que Estados Unidos tiene una movilidad social menor que los países de Europa y Canadá.[205] [206]

Arte

Times Square en Nueva York, parte del distrito teatral de Broadway.

Desde la colonización europea, el arte estadounidense se mantuvo apegado a las corrientes artísticas del Viejo Continente. A mediados del siglo XIX, surgió la Escuela del río Hudson, uno de los primeros movimientos artísticos desarrollado en el país, aunque todavía se encontraba muy influenciado por la tradición europea del naturalismo. En 1913, el Armory Show de la ciudad de Nueva York, una exhibición de obras del arte moderno europeo, causó un gran impacto en el público y transformó la escena artística estadounidense.[207] Georgia O'Keeffe, Marsden Hartley y otros artistas experimentaron con nuevos estilos, mostrando una sensibilidad y técnica sin precedentes en los artistas europeos. Los movimientos artísticos más importantes como el expresionismo abstracto de Jackson Pollock y Willem de Kooning y el pop art de Andy Warhol y Roy Lichtenstein se desarrollaron en gran medida en los Estados Unidos. De igual forma, la corriente del modernismo y el posmodernismo llevaron a la fama a varios arquitectos estadounidenses como Frank Lloyd Wright, Philip Johnson y Frank Gehry.

La Estatua de la Libertad es una de las esculturas más conocidas en el mundo y un ícono representativo de todo el país.

Uno de los más grandes promotores del teatro en Estados Unidos fue el empresario P. T. Barnum, quien se introdujo en el negocio del entretenimiento del bajo Manhattan en 1841. A finales de la década de 1870, el equipo Harrigan and Hart produjo una serie de comedias musicales muy exitosas en Nueva York. En el siglo XX, el formato para los musicales modernos emergió de Broadway; las canciones compuestas por personajes como Irving Berlin, Cole Porter y Stephen Sondheim se convirtieron en estándares para la música pop. El dramaturgo Eugene O'Neill ganó el Premio Nobel de Literatura en 1936; otros escritores estadounidenses aclamados incluyen a ganadores de un Premio Pulitzer, como Tennessee Williams, Edward Albee y August Wilson.

Coreógrafos como Isadora Duncan y Martha Graham ayudaron al desarrollo de la danza moderna, mientras que George Balanchine y Jerome Robbins fueron dos de las grandes figuras del ballet del siglo XX. Los estadounidenses han jugado un papel importante en el medio artístico de la fotografía, destacando entre ellos Alfred Stieglitz, Edward Steichen y Ansel Adams.

Cine, entretenimiento y música

La primera función de cine realizada en la historia se realizó en 1894 en la ciudad de Nueva York, utilizando el quinetoscopio de Thomas Edison. El año siguiente vio la primera proyección de una película con fines comerciales, también en Nueva York, y durante las décadas siguientes Estados Unidos estuvo a la vanguardia del desarrollo del cine sonoro. Desde principios del siglo XX, la industria del cine estadunidense se ha centrado en gran medida alrededor de las producciones de Hollywood, California. El director D. W. Griffith fue fundamental para el desarrollo de la estructura básica de una película y Citizen Kane (1941) de Orson Welles es citada frecuentemente como la mejor película de todos los tiempos.[208] [209] Otros directores fundamentales de esta nacionalidad en la historia del cine: John Ford, Howard Hawks, Elia Kazan o Michael Curtiz, y, entre los más recientes, Stanley Kubrick, Francis Ford Coppola o Steven Spielberg. Actores estadounidenses como Humphrey Bogart, John Wayne o Marilyn Monroe se han convertido en figuras icónicas, mientras que el productor y empresario Walt Disney fue uno de los líderes en la animación y el merchandising de sus películas. Los estudios de cine más importantes de Hollywood han producido las películas comercialmente más exitosas en la historia, tales como Star Wars (1977), Titanic (1997) o Avatar (2009). Para la década de 2010, los productos de Hollywood continúan dominando la industria cinematográfica mundial.[210] [211]

En el campo de la historieta, la producción estadounidense ha perdido el liderazgo que ostentaba a nivel mundial desde principios del siglo XX, destacando varias tiras de prensa como Flash Gordon, The Phantom o El Príncipe Valiente. Tras la Segunda Guerra Mundial, el cómic se convirtió en un medio minoritario que recientemente vive el fenómeno de la novela gráfica, en el que destacan autores como Charles Burns, Joe Sacco o Chris Ware. No obstante, las tiras cómicas y las historietas también son parte del legado artístico del país. Por ejemplo, Superman, uno de los superhéroes más conocidos dentro de este medio, se ha convertido en todo un ícono nacional.[212]

Los estadounidenses son los espectadores de televisión más numerosos del mundo,[213] a la vez que el promedio de tiempo dedicado a ella sigue en aumento, llegando a cinco horas al día en 2006.[214] Las cuatro cadenas de televisión más importantes son todas entidades comerciales. Los estadounidenses también escuchan programas de radio, en gran medida comercializados, en promedio durante dos y media horas al día.[215] Los sitios web y motores de búsqueda más populares de la red son inventiva estadounidense, incluidos Google, Facebook, YouTube, Wikipedia, Blogger, eBay y Yahoo!.[216]

Las Vegas tiene el título de "la capital del entretenimiento mundial", gracias a sus hoteles, centros comerciales y casinos.

En cuanto a la música, la obra de Charles Ives de la década de 1910, en gran parte ignorada durante su desarrollo, lo llevó a convertirse en el primer compositor de música clásica estadounidense exitoso; otros pioneros como Henry Cowell y John Cage crearon un enfoque estadounidense dentro de las composiciones clásicas. Aaron Copland y George Gershwin desarrollaron una mezcla única de música clásica con música popular.

Los estilos rítmicos y líricos de la música afroamericana han influido profundamente en la música de Estados Unidos en general, distinguiéndola de las tradiciones europeas. Elementos de la música folclórica, como el blues y lo que ahora se conoce como old music fueron adaptados y transformados en géneros populares para una audiencia global. El jazz fue desarrollado por artistas innovadores tales como Louis Armstrong y Duke Ellington a principios del siglo XX. El country surgió en la década de 1920 y el rhythm and blues en la década de 1940. A mediados de la siguiente década, Elvis Presley y Chuck Berry estuvieron entre los pioneros del rock and roll. En la década de 1960, el surgimiento de la carrera de Bob Dylan ayudó a revivir la influencia de la música folclórica, para convertirse en uno de los compositores más célebres del país; al mismo tiempo, James Brown lideró el desarrollo del funk. Las más recientes creaciones estadounidenses incluyen el hip hop y la música house. Finalmente, las estrellas pop tales como Elvis Presley, Michael Jackson y Madonna se han convertido en íconos reconocidos a nivel mundial.[217]

Literatura y filosofía

Edgar Allan Poe, uno de los escritores estadounidenses más reconocidos en el mundo.

Durante el siglo XVIII y principios del siglo XIX, la literatura estadounidense tomaba la mayoría de sus influencias de Europa. A mediados del siglo XIX, escritores como Nathaniel Hawthorne, Edgar Allan Poe y Henry David Thoreau establecieron una literatura propia del país. Mark Twain y el poeta Walt Whitman fueron dos de las grandes figuras de la segunda mitad del siglo; Emily Dickinson, virtualmente desconocida durante su vida, también es considerada como una de las poetisas más importantes de la literatura estadounidense.[218] Una obra que captura aspectos fundamentales de la vida en el país en sus personajes —tales como Moby-Dick (1851) de Herman Melville, Las aventuras de Huckleberry Finn (1885) de Mark Twain y El gran Gatsby (1925) de F. Scott Fitzgerald— puede ser considerada como la "Gran Novela Estadounidense".

Once ciudadanos estadounidenses han ganado el Premio Nobel de Literatura, siendo el más reciente Toni Morrison en 1993. William Faulkner y Ernest Hemingway, ganadores en los años 1949 y 1954, respectivamente, a menudo son catalogados entre escritores más influyentes del siglo XX.[219] Varios géneros literarios populares como los del viejo oeste y la novela negra se desarrollaron en el país. Los escritores de la generación beat (Allen Ginsberg, Jack Kerouac, William S. Burroughs...) abrieron el campo a nuevas formas literarias, así como a autores posmodernistas como John Barth, Thomas Pynchon y Don DeLillo. Merece la pena mencionar asimismo a otros poetas y escritores tan importantes como Ezra Pound, Wallace Stevens, Gore Vidal, Truman Capote, el nacionalizado Vladimir Nabokov, Raymond Carver, y, dentro de la literatura fantástica, son de renombre internacional H. P. Lovecraft, Philip K. Dick, Ray Bradbury, Stephen King, etc.

En el campo de la filosofía, los trascendentalistas, liderados por Henry Thoreau y Ralph Waldo Emerson, establecieron el primer movimiento filosófico importante del país. Después de la Guerra de Secesión, Charles Sanders Peirce, William James y John Dewey fueron los líderes del desarrollo del pragmatismo. En el siglo XX, las obras de W. V. O. Quine, Richard Rorty y Noam Chomsky, trajeron la filosofía analítica a las academias estadounidenses. En décadas más recientes, John Rawls y Robert Nozick fueron dos de los líderes más importantes del resurgimiento de la filosofía política.

Gastronomía

Un BigMac Combo, servido en la cadena de restaurantes McDonald's, a menudo identificado como una "típica comida estadounidense".

La gastronomía de Estados Unidos es similar a la de otros países occidentales, con el trigo siendo el cereal más utilizado. La cocina tradicional estadounidense utiliza ingredientes como el pavo, carne de ciervo, patatas, camotes, maíz, calabazas, miel de maple y otros elementos indígenas utilizados por los amerindios y los primeros colonizadores europeos. Parrilladas de puerco y res, tortas de cangrejo, patatas chips y las galletas con chispas de chocolate son algunos de los platos hechos al "estilo estadounidense". La soul food, la cocina tradicional de los esclavos africanos, es aún popular en el sur y entre los afroamericanos de otras partes del país. Las gastronomías sincréticas, como la cocina criolla de Luisiana, la cajún y la Tex-mex tienen gran importancia regional.

Platos característicos como la tarta de manzana, el pollo frito, la pizza, la hamburguesa y el perrito caliente provienen de recetas introducidas por los inmigrantes. Las papas fritas, los platillos mexicanos como los burritos y tacos y los platillos con pastas adaptados de recetas italianas también son ampliamente consumidos.[220] En el consumo de bebidas, los estadounidenses prefieren el café en vez del . La publicidad de las industrias estadounidenses ha hecho que el jugo de naranja y la leche sean las bebidas típicas de un desayuno.[221] [222] El consumo frecuente de comida rápida está asociado con lo que los médicos llaman "epidemia de obesidad.

Deportes

El fútbol americano es el deporte con mayor número de espectadores en EE. UU.[225]

Desde finales del siglo XIX, el béisbol ha sido considerado como el deporte nacional, mientras que el fútbol americano, el baloncesto y el hockey sobre hielo son los tres otros grandes deportes de equipo profesionales. Las ligas universitarias también atraen a grandes audiencias. El fútbol americano es el deporte más popular en Estados Unidos.[226] [227] El boxeo y las carreras de caballos fueron una vez los deportes individuales más vistos, pero han sido eclipsados por el golf y el automovilismo, particularmente la NASCAR. El fútbol, aunque no es uno de los principales deportes a nivel profesional en el país, tiene gran presencia entre los jóvenes y a nivel de aficionados. El tenis y otros deportes de exterior son populares también.

Si bien la mayoría de los deportes importantes de los Estados Unidos han evolucionado de prácticas europeas, el baloncesto, el voleibol, la animación y el snowboarding son invenciones locales. El lacrosse y el surf surgieron de los amerindios y de los nativos de Hawái. El Comité Olímpico de los Estados Unidos (COEEUU) organizó los Juegos Olímpicos de Saint Louis en 1904, los juegos en Los Ángeles en 1932 y 1984 y más recientemente en 1996 en Atlanta. Estados Unidos ha ganado 2227 medallas en los Juegos Olímpicos de Verano, más que ningún otro país y 216 medallas en los Juegos Olímpicos de Invierno, el segundo con mayor número de medallas, solo después de Noruega

 

Escribir comentario

Comentarios: 0